MI PROFUNDA ESCLEROSIS MULTIPLE

    ¿Sabías que tenemos una musculatura profunda que es esencial para mantener una postura corporal adecuada y tener la movilidad y estabilidad necesaria para la vida diaria?
    ;Es la última aventura que me ha presentado la esclerosis multiple. Fui a una charla y estuve casi dos horas sentado. Me levanté con toda normalidad y me fui a mi casa. Al llegar, me puse a tender la ropa de una lavadora y a los diez minutos no pude seguir. Note una extrema rigidez e inestabilidad muscular impactante. No es la primera vez.
    Comenté esta circunstancia con los terapeutas con los que realizo la rehabilitación y, después de explicar todas las sensaciones, se llegó a la conclusión que el problema estaba en la debilidad de la musculatura profunda. Esto me sirvió para entender la nueva situación. Soy de la opinión de que el saber porqué te ocurren las cosas, como poder manejarlas y como poder evitarlas me ayuda a cuidar y empoderar mi bienestar. es muy importante recibir la información adecuada.
    En pocas palabras, dicho de forma llana, la musculatura profunda es la responsable de que mantengamos una postura corporal correcta y tengamos estabilidad y funcionalidad para realizar cualquier cosa, por muy cotidiana que parezca. No está a la vista de la gente y siempre está funcionando.
    Esta musculatura es esencial para respirar, andar, orinar, mover la cabeza, en el parto, etc… .También hay que saber que su debilidad puede causarnos dolores o contracturas, tan molestos como normales cuando dejamos de ejercitarnos. En definitiva, es la responsable de que podamos mantener una posición vertical, erguida.
    Lo vivido últimamente me ha dejado claro que hay que huir de la vida sedentaria, y también de la actitud sedentaria. Pero también digo que el sedentarismo es consecuencia de muchas complicaciones en el camino, de muchos límites sobrepasados, tanto físicos como emocionales, al menos en mi caso. Hay que moverse porque el movimiento protege y refuerza la funcionalidad de nuestro cuerpo.
    Y otra cosa que saque de esta experiencia es entender a esos dolores musculares, tan habituales como frustrantes, en la espalda y en varias zonas mi cuerpo, conocer el proceso por lo que se producen y las opciones para manejarlos, y también evitarlos.
    Esta claro que lo mejor es darle más presencia, en mi vida diaria, a una actitud del movimiento, teniendo siempre presente el alcance de mis capacidades y no perder la actitud intentiva, que me empuja y me ayuda a mantener o mejorar la funcionalidad de mi cuerpo.
    El pasar por esta experiencia y adquirir toda esta información me ha abierto un mundo de razones para seguir intentando en mejorar mi calidad de vida. Conocer los beneficios del movimiento, de una vida activa y moderada, para mi bienestar me impulsa en el camino saludable. Tengo que alcanzar el equilibrio entre la comodidad y la actividad diaria.
    Tengo claro que hay que moverse. Mantener una vida activa, adaptándome a mis capacidades. Lo importante es conservar la funcionalidad de mi cuerpo, de forma moderada, a mi ritmo. Sin olvidar el beneficio emocional, físico y cognitivo que me genera para mi calidad de vida, aunque haya momentos que me he sentido, siento o pueda sentirme sobrepasado por la situación.

    HAY QUE INTENTARLO. VOY A INTENTARLO


PULSA AQUI PARA VOLVER A LA LISTA DE TEMAS DE INTERES