SEXO Y ESCLEROSIS MULTIPLE

       Es un tema delicado, para algunos es un tema tabú, pero forma parte de nuestra vida. La esclerosis múltiple es una enfermedad que se suele diagnosticar en la edad adulta, en los dos sexos. Suele ser una época donde se toman decisiones que marcan tu vida, donde le das forma. Entre otras opciones, es la época de decidir tener descendencia.
       La esclerosis múltiple afecta a nuestro sistema nervioso. Controla el funcionamiento de nuestro organismo. Si te detienes a pensarlo, estamos hablando de cualquier actividad cotidiana. Las relaciones sexuales es una de ellas, y muy importante.
       Pero eso no significa que esta enfermedad aniquile nuestras capacidades vitales. Las puede reducir y exigirte un sobreesfuerzo de aprendizaje de nuevas estrategias para contrarrestar la perdida de capacidades vitales y adquirir otras nuevas, diferentes pero igual de validas.
       Por todo lo que se dice, las relaciones sexuales y padecer esclerosis múltiple son dos temas compatibles. Esta enfermedad afecta a cualquiera. Los hombres y las mujeres pueden ver que su vida diaria se ve afectada, y mucho. Van a sufrir secuelas, que dependiendo del lugar de las lesiones y la cantidad, se puede traducir en complicaciones para nosotros.
       Una de ellas son las relaciones sexuales y las respuestas emocionales. Estoy hablando de la erección, la excitación, la eyaculación en los hombres, sequedad vaginal en las mujeres. Aparte de estas secuelas, tenemos que añadir otras que indirectamente pueden influir como la fatiga, la falta de libido, el control de la orina, los espasmos musculares, alteraciones cognitivas.
       Hay que pensar que a las mujeres y los hombres la esclerosis múltiple les puede afectar según sea la edad o el grado de evolución de la enfermedad. Hay tratamientos paliativos para proteger tu calidad de vida. Apóyate en la opinión del neurólogo/a o el personal médico. Además, hay que saber que existen terapeutas de diferentes espacialidades que nos pueden ayudar a encontrar alguna solución, sin olvidar lo beneficioso que resulta hablar de tus experiencias con otros afectados.
       Yo resalto el tema de la comunicación. Tiene que ser clara y tranquila, sobre todo con tu pareja. El funcionamiento de tu organismo se ha visto alterado por la esclerosis múltiple. Hablar con la otra persona puede allanar el camino. Es más, en mi opinión, si esa persona es la adecuada, si te merece la pena, encontraréis una solución.
       Requiere que asimilemos la realidad y adaptemos nuestra respuesta a las capacidades que podemos alcanzar con nuestro estado de salud. Como en la vida misma, aconsejo ampliar nuestro espectro de visión sobre el día a día. Podemos descubrir que podemos encontrar placer y emoción, sobre todo especial significado, en las caricias y los besos, en los llamados preliminares.
       Debemos de aprender nuevas estrategias para alcanzar nuestro objetivo, en este caso, tener unas satisfactorias relaciones sexuales o afectivas con la persona que hemos decidido. Como con otras situaciones, con lo cansina enfermedad que es la esclerosis múltiple, hay que asimilarlo y aprender nuevas herramientas para conseguir una calidad de vida digna.
       Tenemos derecho, como personas, a tener una vida normal. Y debemos perder la vergüenza o el miedo de reconocer que tenemos problemas y que necesitamos ayuda. Puede ser un buen momento para demostrarte que puedes sobrellevar esta enfermedad y tomar decisiones. Y, aunque no queremos reconocerlo, las relaciones sexuales tienen un papel muy importante en nuestra vida.
       Hay diferentes soluciones que podemos utilizar para conseguir tener relaciones sexuales con tu pareja, aunque no sea como antes que te diagnosticaran esta enfermedad. Pero te puede ayudar a fortalecer tu autoestima para combatir a la esclerosis múltiple. Aunque sea de forma distinta, pueden tener un significado enorme e importante para seguir adelante. Esta enfermedad es como una carrera de fondo, que te exige un largo esfuerzo y una buena actitud.
       Hay que ser realistas y sinceros, hay que tener en cuenta problemas cognitivos o emocionales, en lo que respecta a los hombres. Los problemas con la erección o otras respuestas emocionales pueden causarles frustración y otras reacciones emocionales que pueden dificultar su vida.
       También hay que pensar en la decisión del embarazo. Es un momento muy importante y especial en la vida para la relación de la pareja y, sobre todo, para la mujer. En algún momento puede surgir esta decisión. Es una etapa que forma parte de nuestra vida muy importante pero, al incorporar que padecemos esclerosis múltiple en la ecuación, se convierte en una decisión compleja y delicada.
       Pero al igual que con cualquier otro tema o preocupación, debes de consultarlo con el neurólogo/a. Hay que en replantear el tratamiento y las posibles secuelas. Hay informaciones de contrastada validez que indican que no hay problemas con el embarazo. Hay que recordar que no estamos hablando de una enfermedad hereditaria, y que cada afectado/a representa a un organismo que reacciona de forma distinta y única. Es muy adecuado el nombre con el que se refieren a la esclerosis múltiple, la enfermedad de las mil caras.



PULSA AQUI PARA VOLVER A LA LISTA DE TEMAS DE INTERES